Locales

Estremecedor caso en Salta: hacían "chasquidos" para protegerse del profe abusador

Las denuncias fueron presentadas por los padres de las menores, quienes eran alumnas del profesor H.H.A.

En la Sala II del Tribunal de Juicio de Metán se está llevando a cabo el proceso legal contra un profesor de primaria que enfrenta cargos por presunto abuso sexual a, al menos, nueve de sus alumnas. 

Los hechos ocurrieron hace dos años, cuando las niñas tenían entre 9 y 10 años. El acusado, un hombre de 55 años, se enfrenta a la acusación de abuso sexual simple agravado debido a su condición de docente. Mañana continuarán las audiencias, y se espera que declare la vicedirectora de la institución educativa donde se produjeron los incidentes.

El juicio unipersonal está siendo presidido por la jueza Carolina Poma Salvadores. Las denuncias fueron presentadas por los padres de las menores, quienes eran alumnas del profesor H.H.A. Según las acusaciones, a lo largo de 2021, el docente habría sometido a las pequeñas víctimas en varias ocasiones. H.H.A. trabajaba en la escuela primaria Pedro B. Palacios de Joaquín V. González, su ciudad de residencia. Las denuncias fueron interpuestas por padres de alumnas de quinto grado, turno tarde, quienes afirmaron que sus hijas fueron víctimas de abuso por parte del profesor. Todas las víctimas fueron sometidas a entrevistas en Cámara Gesell, y los relatos, a los cuales hemos tenido acceso, son estremecedores.

Desde marzo hasta finales de noviembre de 2021, las víctimas, ahora con edades entre 11 y 12 años y cursando el séptimo grado, acusaron al maestro de llevar a cabo conductas sexuales inapropiadas. Debido a la modalidad educativa de "burbujas" adoptada durante la pandemia, el profesor se acercaba para corregirlas, abrazándolas desde atrás y apretándoles los pechos con fuerza.

Otras tácticas incluían pararse en la puerta del aula y abrazar a las alumnas al pasar. Estas son solo algunas de las formas en que el acusado llevaba a cabo sus acciones.

En términos generales, las menores, que en el momento de los abusos tenían 9 y 10 años, lloraron al admitir frente a sus padres o familiares que habían sido víctimas de abuso por parte de su maestro. El daño físico y psicológico resultante es significativo, y varias de las víctimas siguen lidiando con las secuelas hasta el día de hoy.

En sus declaraciones, una de las niñas de 11 años compartió que, ante la difícil situación, ella y sus compañeras se organizaron para apoyarse mutuamente. Cuando el agresor se acercaba, hacían un gesto de "chasquido" con los dedos para alertar a otra compañera y evitar que el profesor se acercara a la presunta víctima.

Estas estrategias tenían como objetivo lograr que el docente se retirara o no alcanzara a llegar a donde estaba la menor afectada. Los abusos eran prácticas cotidianas, según las víctimas, el docente tocaba los pechos de las niñas por debajo del delantal, las golpeaba en la cola con una regla y las agarraba de la cintura para acercarlas a él.

La acusación presentada por el Ministerio Público Fiscal (MPF) que llevó al juicio al profesor es por abuso sexual simple agravado por su calidad de docente. Además, la abogada querellante lo acusa de abuso sexual gravemente ultrajante reiterado, agravado por causar un grave daño en la salud mental de las víctimas y por su condición de encargado de la educación (8 hechos), en concurso real con Corrupción de Menores (8 hechos), publicó el medio El Tribuno.

Comentarios
Volver arriba